Más de 3.000 kilómetros a flote


Desde Noruega vienen flotando, remolcadas por una embarcación, las tuberías y emisarios que se van a instalar en los próximos meses en la obra marítima de la planta desaladora del Campo de Dalías, que se encuentra ya en avanzado estado de construcción y que aportará más de 30 hectómetros cúbicos de agua a los municipios del Poniente a partir del verano. Los tubos han sido desplazados en tramos de 500 metros y tendrán que ser acoplados antes del inicio de los trabajos en Balerma, pero mientras llega ese momento se mantendrán resguardados de las corrientes en las instalaciones del Puerto de Almería.

Saneamientos Marítimos será la empresa encargada de llevar a cabo unos trabajos que requieren buceadores especialistas y la más avanzada maquinaria para poder instalar las tuberías a 15 metros de profundidad. Y es que, fundada en 1964, la compañía cuenta con una trayectoria a sus espaldas de más de 300 kilómetros de emisarios submarinos en todo tipo de tuberías y diámetros. La planta desaladora que se construye en Balerma tendrá una estructura de toma a 1.800 metros desde la costa, por los que una vez abierta entrará cada hora un volumen de 9.153 metros cúbicos. La cántara de captación y bombeo de agua está equipada con cuatro grupos, uno de ellos de reserva, cada uno con capacidad para 3.050 metros cúbicos. El punto de descarga se realizará mediante un emisario submarino de 2.200 metros de distancia desde el litoral y a una cota de 20 de profundidad para evitar cualquier afección sobre la flora y fauna marina. El último tramo de tubería se equipará con una serie de difusores para una mejor dilución de la salmuera.

Los tramos se irán desplazando hasta la infraestructura ejidense en función de la evolución de los trabajos y, por supuesto, de las condiciones climatológicas que requieren las obras de fondeo. Saneamientos Marítimos ya ha realizado las conducciones de otras desaladoras del Programa Acuamed y en su historial están las de Blanes y Marbella, así como la de Barcelona, en la que se trabajó a 35 metros de profundidad con dos conducciones paralelas de 2.500 metros de longitud y 1.800 de diámetro. La desaladora de Balerma va a contar con conducciones de captación de 1.600 metros de longitud y 1.800 de diámetro. Una de las embarcaciones de la empresa subcontratada para los trabajos bajo el mar se encuentra ya a la espera del inicio de obra, atracada en una de las dársenas del Puerto de Almería. Desde allí partirá con maquinaria avanzada para las obras marítimas como retroexcavadoras, zanjadoras, carros perforadores y equipos hidráulicos. Y es que se trata de una de las ingenierías más complejas, al igual que la empleada en los dragados en puerto y mar abierto y los arrecifes artificiales. Los trabajos de la planta del Campo de Dalías se retomaron en mayo, después de una larga parálisis, con la intención de que la planta esté en funcionamiento en julio de 2014. La inversión, tras el modificado del proyecto inicial con mejoras energéticas y también en el tratamiento del agua, será de 111 millones de euros aportados por la sociedad estatal Acuamed.

Fuente: elalmeria.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>